Klout es a las Redes Sociales como Parker es al vino

Yo soy uno de esos a los que les gusta el vino. Pero no un vino cualquiera, no, un buen vino. A la hora de consumir o comprar vino me baso en las recomendaciones de conocidos, incluso de personas no relacionadas con el mundo del vino (más allá de su consumo) a las que sigo en los medios sociales y no tengo “trato directo” con ellos. Este es el caso de Salvador Suárez (@salvadorsuarez), que publica en Instagram fotografías de vinos que le gustan con el hashtag #salvaselection.

Me gusta tener en mi nevera buenos vinos. Por eso, cuando compro vino, a través de internet, por supuesto, me fijo no sólo en estas recomendaciones que he mencionado sino también en los puntos que les asigna Parker (@RobertMParkerJr) o Peñín(@guiapenin @JosePeninS). Mucho se ha hablado últimamente de los puntos Parker. Como es lógico, no todo el mundo coincide con estas valoraciones. Es por eso que muchos consideran estas valoraciones como una referencia de cómo es de bueno un vino, sin considerar estos puntos como una medida estricta de calidad.

Si nos centramos en las redes sociales, en los últimos meses se ha hablado mucho de herramientas para medir la influencia de sus usuarios, como Klout (@klout) o Kred (@kred).  Si tenemos la aplicación de Klout para Chrome, podemos ver en Twitter  el índice Klout de todos los perfiles a los que seguimos o consultamos, siempre que estén registrados en este indicador.

Es curioso comprobar que un perfil como el mío, que no es excesivamente  activo, tiene valores superiores a otros usuarios (algunos de ellos empresas) a los que sigo y que, según mi criterio, son influyentes. Es cierto que mi criterio de medición es totalmente subjetivo; a través de éste realizo unas valoraciones más cualitativas que asignarían a estos perfiles que sigo una jerarquía de influencia algo diferente a unos criterios “automáticos” de  Klout o Kred  en función de mis inquietudes.

Como se suele decir, las comparaciones son odiosas, pero San Agustín iba más allá cuando decía  “si me miro valgo poco, pero si me comparo”. Cuando presentamos los resultados de nuestros estudios de mercado (imagen, satisfacción, NPS, da igual el tipo de estudio) nuestros clientes siempre nos preguntan cómo están con respecto a la competencia o al sector. Tenemos una dependencia de las comparaciones que trasladamos a nuestra actividad diaria y, cómo  no, en nuestra presencia en los social media. Y estos indicadores como Klout o Kred pueden convertirse en una  pesadilla si no los utilizamos con criterio.

Así que, como sucede en el mundo del vino, estos indicadores no son poseedores de la verdad absoluta y no siempre coinciden con nuestros gustos a la hora de valorar a las personas a las que seguimos. Con la aparición de varios indicadores ¿qué  indicador elegir? ¿Cuál de ellos mide mejor la influencia en redes sociales? ¿Por qué mi puntuación Klout es superior a la de otros a los que yo considero más influyentes que yo?

Por eso mi consejo es que, como con el vino, tomemos estos indicadores con cierta cautela y no dependamos de estos valores para diseñar nuestra estrategia en redes sociales. Al fin y al cabo, a pesar de ser números, no dejan de ser una aproximación cualitativa de nuestra influencia en social media.

, , , , ,

  1. #1 por joseba el 31/05/2013 - 23:39

    Muy bueno javier,
    San agustin tambien era un borratxin como nosotros!!
    Un abrazo
    Joseba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: